Qué ver y qué comer en la Isla de Hong Kong (Parte IV)

Viaje a Hong Kong y Macao del 16 al 29 de Agosto de 2017

PARTE IV

Día 9. Mid Levels Escalators y Victoria Peak

Hoy toca ver dos de las visitas más características de la isla de Hong Kong, tal vez lo más escuchado y visto en fotos o vídeos o en tv. Parecía que el día iba a salir nublado lo que podría complicar la visita al Victoria Peak pero finalmente se ha comportado perfectamente. Lo primero era ir en búsqueda del Mid Levels, a un par de patadas de metro desde el hotel, pero hemos decidido ir andando pues la zona hacia dónde comienza no la habíamos realizado a pie aún. En 25-30 minutos hemos llegado a la entrada. El Mid Levels Escalators es la escalera mecánica más grande del mundo, que une el distrito de Central con Conduit Street, a lo alto de la colina.

Desde las 6 a las 10 de la mañana las escaleras van en dirección descendente, hasta las 10:20 hay una parada para cambiar la dirección a ascendente, y desde esa hora no para de nuevo hasta la madrugada. El ascenso de escaleras mecánicas entrelazadas dura entre 15-20 minutos sin parar.

Mucha gente las utiliza y es curioso ver la vida alrededor de ellas con muchos restaurantes, sobre todo en la zona central donde hemos pasado por el Soho. Todo el recorrido está bajo cubierta.

Desde allí decidimos ir hacia el Victoria Peak, para lo que se debe coger el Peak Tram.

Se puede subir en un bus también pero lo bonito es subir en el Peak Tram, un tranvía que lleva funcionando desde el 1888, para entonces había tres tipos de vagones, los de la clase alta inglesa (que vivían en el Victoria), el de los policías y soldados, y finalmente el de los sirvientes de los ingleses, no estando permitida la entrada a los residentes chinos.

Para llegar a la estación hemos tenido una buena caminata y posterior larga cola de espera para la compra de las entradas. La subida es espeluznante, el tranvía sube tramos tremendamente inclinados, tanto que en ocasiones crees que no podrá hacerlo. El trayecto es corto en cuanto metros pero muy importante en cuanto ascensión. Arriba un centro de ocio para la ocasión creado de la nada, con sus tiendas, su mirador arriba de la azotea del centro comercial (Sky Terrace 428), el Madame Tussauds (museo de figuras de cera de famosos, típico en muchas zonas turísticas) y lo principal, el paseo por la montaña con las maravillosas panorámicas que te ofrece el Victoria Peak.

Hemos estado un buen rato allí divisando las zonas de Hong Kong, muy agradable con una brisa continúa (por fin).

Antes de bajar hemos comido en el Bubba Gump, se está convirtiendo en tradición, comida parecida al Fosters pero con gambas de platos principales.

Las vistas desde el restaurante son muy buenas. Realizamos de nuevo la cola de turno para bajar. Desde abajo decidimos volver andando hasta el hotel. Habrán sido como un par de horas a paso relajado, recorriendo desde el principio la Queens Road que prácticamente cruza toda la isla de este a oeste. A medio camino nos hemos encontrado con el Western Market, mercado principalmente de telas entre las que es muy complicado caminar por lo estrecho de los pasillos.

Llegada al hotel y un rato de piscina de relax antes de bajar a la cena. Hoy hemos ido al North Viet Pho, local de comida vietnamita, en el que hemos tenido que aguardar turno de la gente que esperaba. Bueno y económico, unos 20 euros los dos.

Mañana más. Buenas noches !!!!

Día 10. Central, Sheung Wan y Causeway Bay

Hoy teníamos decidido ir a la zona más oriental de la isla que nos faltaba por ver, pero antes queríamos pasar por un par de zonas intermedias que no habíamos podido visitar, cercanas al hotel.

La primera zona cercana era la de Central, andando desde el hotel a unos 25 minutos donde hemos podido visitar el templo de Man Mo. Es un templo budista entre medias de los rascacielos, uno de los más antiguos de Hong Kong, y el único donde hemos podido sacar algunas fotos.

El olor y el humo del incienso (gratuito) es embriagador, solo aliviado por los ventiladores que funcionan al 200%.

Frente al templo, como si su entrada diera pie, está la calle de las antigüedades, el mercado de Cat Street junto a Hollywood Road y Upper Lascar Road.

La sensación es de ser una calle turística, con láminas de la isla, antigüedades de todo tipo, collares, pulseras y grandes decoraciones con motivos animales casi todas salvo algún que otro Guerrero. Se ha hecho media mañana y hemos decidido coger ya el tranvía que lleva a Causeway Bay.

Es el Ding Ding. Recorre toda la zona de este a oeste y a la inversa. Parece que ahí arriba el tiempo corra más despacio. Es muy peculiar, de dos pisos ( el único del mundo) y como delgado. El Ding Ding para cada muy poco tiempo, va despacio, ayuda a divisar perfectamente las tiendas que hay no solamente en los bajos comerciales sino también en los segundos, terceros, cuartos pisos y más. Pretendíamos bajar antes, pero la tranquilidad nos ha invitado a recorrer cual visita panorámica hasta el punto inicial. Su billete es de coste irrisorio, 2,3 HKD, lo que no llega ni a 30 céntimos de euro. A la vuelta si que hemos parado en la zona de Causeway Bay y lo primero ha sido buscar el restaurante para comer que teníamos previsto, el Din Tai Fung, un estrella Michelin tan económico como delicioso.

Ocupa una manzana y primer piso de una de las principales manzanas de Hong Kong, en Yee Wo Street, muy cerca de Times Square. La comida ha sido excepcional, un arroz con gambas exquisito, Dim Sum al momento de verdura, verduras con cerdo y gamba y una especie de Dim Sum picante absolutamente excitante.

Ha salido por 516 HKD, unos 27 euros por persona. Todavía pensando lo bien que hemos comido desembarcamos en la zona comercial por excelencia, los alrededores de Times Square donde está el centro comercial Hysan Place, donde estaban Line Friends Store, todas las marcas deportivas y de moda y Apple (unos 200 euros más baratos los móviles que en España).

Una vez descargadas las ansias consumistas hemos recuperado el aliento y vuelto a la calle principal que no es otra que la que lleva el tranvía.

Muy cerca yendo hacia el oeste nos hemos encontrado con la panadería Bread Show, preciosa.

Siguiendo la avenida hemos entrado al espectacular centro comercial Pacific Place, plagado de tiendas de alto standing donde es difícil comprar, Mont Blanc, Rolex o Louis Vuitton. Hemos vuelto a coger el Ding Ding para volver al hotel, se hacía tarde. Ducha y a cenar. Va Bene, un italiano cercano al hotel en Wilmer Street, pegado al metro de Sai Ying Pun.

Mañana más. Buenas noches !!!!

Día 11. Pakhar y Soho. Curiosidades.

Hoy ha sido un día complicado. Segundo tifón en menos de una semana. La noche del día 10 al 11 nos acostábamos con un aviso T3 y nos levantábamos esta mañana con un T8, el de Macao, el Hato fue nivel 10. Han puesto protecciones de nuevo en cristaleras, puertas, barricadas en los bajos pero no ha sido para tanto, eso sí, no ha parado de llover, a ratos muy intensamente, incluso a esta hora lo sigue haciendo. Pakhar se ha portado bien, los daños han sido mínimos, algún toldo, macetas y poco más. Esta tarde aún lloviendo hemos podido salir a ver la zona del Soho, una zona puramente gastronómica y de fiesta. Pubs y restaurantes por todos lados y pese a la lluvia, bastante gente en todos lados. La moda son los Shots, pegarse 10 chupitos de golpe por un precio de unos 20 euros. Cena en el Hard Rock de Hong Kong.

Hoy es un buen día para que os cuente alguna curiosidad de Hong Kong que hasta la fecha hemos ido viviendo. Voy a empezar por la siguiente, en Hong Kong siempre llueve, aunque haga sol. Si, cuando llueve porque llueve y cuando no llueve porque las gotas incesantes de los aires acondicionados hacen que llueva igualmente, como te despistes te cae un gotarrón en el cogote que te deja tibio. Otra cosa curiosa es que siempre, siempre, llevan paraguas, y no por las lluvias que os decía, sino porque no les gusta tomar el sol, de hecho en los paraguas, como en las gafas de sol, aparece el nivel de protección a los rayos UV. Claro, como no les gusta el moreno, llevan ropa de manga larga, sí, a 35 grados y 90 de humedad, camisetas largas y pantalones largos. No hemos encontrado una sola basura grande, muchas papeleras, pero basuras ni una, sin embargo sí continuos puestos de reciclaje, algunos pintorescos.

Hay mucho servicio público, tranvías de dos pisos, buses de dos pisos, taxis, metro y muchos coches de muy alta gama, Ferrari, Lamborguini, Bentley… se han visto más de dos de cada. Otra cosa curiosa es que eructan con facilidad, como estén bebiendo alguna bebida gaseosa… mejor estar lejos. Al hilo otra curiosidad, no beben durante las comidas, no piden Cola ni cerveza ni siquiera agua embotellada, nada, les sirven una especie de té y con eso hacen las comidas. Hay muchas tiendas curiosas, sobre todo las de pescado seco, como tiendas de salazones y ahumados una detrás de otra. Otras tiendas típicas son las de incienso, aquí venden el incienso en múltiples medidas y también falsos billetes, coches, casas para quemar en los templos. En muchas de las tiendas hay mini templos en las entradas a pie de calle. Pero si hay tiendas que te encuentras por todos lados son, Starbucks, Pacific Coffee (copia del primero pero el local), Wellcome (supermercados de alimentación pequeños), Mannings (supers pero de droguería), Seven Eleven y Circle K (copia local del 7eleven).

Por último, los centros comerciales, no son al uso como los nuestros, aquí son los que puedes encontrar a partir de segundas plantas de grandes edificios y en el edificio viene el apellido “Plaza”, alguno hay a pie de calle pero la mayoría están por encima. Y no me quería quedar sin comentar el precio de las viviendas y alquileres, como ofertas en las inmobiliarias hemos podido ver apartamentos “medianos” de unos 30 metros cuadrados en plantas inferiores por 800.000 euros o 1500 euros de alquiler mensual.

Adoran a los muñecos, les encanta el picante (y no beben), conducen por la izquierda…

Bueno, mañana más. Buenas noches !!!

Día 12. Llueve, llueve mucho

Tras una larga noche y mañana lloviendo, decidimos refugiarnos en un centro comercial, el Harbour City.

Tiene más de 700 tiendas y 40 restaurantes. Dicen las malas lenguas que es el más grande de Asia. Es un entresijo de tiendas en varios niveles, en las que puedes encontrar de todo.

Nos dan un mapa y una guía del centro comercial, imaginaros! En la guía vemos que dentro del mismo hay tres restaurantes estrella Michelín, por lo que nos decidimos a mirar menús y nos decantamos por ir al Yé Shanghai, todo un reto llegar hasta él.

Comemos bien, pero nada del otro mundo! Continuamos nuestro paseo por este gigantesco mall y encontramos mucha cola en una de las pastelerías, decidimos hacer la cola para comprar unas porciones, exquisitas, por cierto, aunque todavía estamos debatiendo el sabor.

Nos decantamos por esta, pero hay multitud de pastelerías con muy buena pinta.

Como sigue lloviendo, nuestra siguiente parada es nuestro hotel Best Western Harbour View. Hotel sencillo, pero correcto y con buena ubicación. A destacar la larga espera de subida y bajada de ascensores que supone cada vez que lo queremos coger, un horror. Descansamos un rato, una buena ducha y nos preparamos para salir a cenar. Ha cesado la lluvia, por fin. Vamos dando un paseo hasta la zona de Lan Kwai Fong, zona muy animada cercana al Soho.

Encontramos en la California Tower una recomendación de la guía Michelín, Beef & Liberty.

Una hamburguesería sostenible, donde degustamos unas ricas limonadas con un par de hamburguesas, una de ellas de falafel, gin tonic y regreso al hotel.

El viaje está llegando a su fin, mañana hay que hacer el check out y regresar a España. Se echa mucho de menos la tierra, la comida, la casa, a Brutus… Ha sido un viaje estupendo, pero ya tenemos ganas de llegar! Espero que hayáis disfrutado igual que nosotros, y que por lo menos conozcáis un poquito más estos dos “países”. Hasta el próximo destino!

LUGARES “IMPERDIBLES” PARA PRÓXIMAS VISITAS A LA ISLA DE HONG KONG:

  • Hong Kong Park (está situado a un extremo del funicular que lleva al Victoria Peak).
  • Graham Street Market. Situado en Lan Kwai Fong.
  • Flow Bookshop. Librería con encanto. Está en la primera planta, en el número 40 de Lyndhurst Terrace.
  • Tai Yuen Street. Calle dedicada a los juguetes.
  • Spring Garden Lane. Calle dedicada a tiendas de ropa.
  • Wanchai Computer Centre, en Hennessy Road, con material fotográfico y electrónica.

Si quieres ver más sobre Hong Kong y Macao, pincha en los siguientes enlaces:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *